Rss

  • redit
  • youtube
  • flickr
  • linkedin

Archives for : buenos aires

The Oldest Bar

Escapando a la noche común de la semana.
Cuando todo ya está terminando…
The Oldest barCuando no quedan opciones comunes…
Ese es el momento donde todo comienza en
The Oldest Bar.


Llegar implica entrar en la complicidad de un espacio repleto de matices entre Irish y Colonial.
El sitio posee una hermosa decoración y es pintoresco por donde lo mires.

El ambiente es muy buena onda, y tanto las camareras como el dueño se acercan a tus necesidades,
para hacer que disfrutes tu paso por el lugar.

Los tragos en su mayoría están muy bien preparados, y tienen precios razonables.
La comida es un capítulo aparte, ya que en una escueta variedad, pero de gran calidad gourmet, encontraras unos platos
dignos de cualquier restaurante internacional, o las típicas comidas rápidas de cualquier bar al paso.
Cenar en TheOldest es una muy linda experiencia. (recomiendo la ensalada “Sebastián” acompañada de un “187”)

 

Si llegas a ir,  las camareras quizás me recuerden como “el de las caipiscotch”, un trago sencillo pero agradable para entre semana
(básicamente una “caipi” hecha con J&B) , y quizás te lo hagan mas cargado.

 

Si te gustó, difundilo, y hacemelo saber, para que valga la pena el tiempo dedicado a postear comentarios para que les sirvan a otros.
(conste que no mencioné la palabra “crítica”, porque no siento que esté calificado para realizar una de nivel profesional, pero sí como consumidor y bebedor).

 

Saludos mis amigos, y espero que disfruten de este lugar.
(próximamente  habrá otros más)

Valeria Schapira “Los muertos de mi placard”

Un libro de minas?

No…  Es un libro sobre hombres, contado por una (o varias),  minas que es y ha sido Valeria Schapira en su recorrido por la vida.

Pensé que me iba a encontrar con un libro escrito para mujeres a modo de autoayuda, y ahora entiendo porque en la librería figuraba en la sección humor
(no se si tan justamente, porque es mas que eso).

 

Mi primera experiencia con el libro, es básicamente incómoda (el libro, físicamente hablando),  porque ahora que no manejo y no poseo tiempo libre (de calidad), solo puedo leer cuando viajo en tren hacia/desde mi oficina.

Las miradas sobre éste, cuando lo sacaba de la mochila, me provocaban lo que supongo deben sentir las mujeres cuando llevan escote y no dejan de mirarlas, “evitandoles” los ojos.

Cada vez que abría el libro para continuar mi lectura me tomaba el trabajo de ponerlo en una incomoda posición para que la tapa no se viera…
No se si eran celos, o sentía que le violaban la tapa con la mirada, y me resultaba incómodo. (maldigo la hora de no haber comprado la versión e-book)

El libro es inteligente, entretenido, mordaz y hasta un poco culposo para cualquier hombre que haya vivido mas de una relación y pueda identificarse en los ejemplos aquí dados, con partes, o enteros, de estos “muertos” descritos con un lenguaje rico pero al mismo tiempo informal y divertido.losMuertos-back

Hacía bastante tiempo que no leía literatura que no fuera técnica. (algo que debo cambiar, porque es refrescante “emulsionar” la imaginación), y sentí que me premié con este libro que me regaló sonrisas, reflexión, culpa, y hasta un poco de morbo en cierta situaciones contadas.

 

Valeria Schapira ( @valeriaschapira en Twitter ) , me resulta inteligente, sagaz, un poco irónica, un poco feminista (sin perder lo femenino), un muy sutil dejo de machismo cada tanto (como residuo cultural de su infancia supongo), y una excelente narradora de espacios y situaciones.
Es como conversar con alguien en el café, (con muy buena verba), y que se roba la reunión y la atención de todos de a poco, y ya no queres interrumpirla para que siga con los relatos.

El libro me gustó…
No soy un crítico demasiado calificado y supongo que debo acostumbrarme más a leer cosas creativas y con relatos mas literarios que “La teoría de la física quantica” , “Teoría de Las Bases de Datos” , “Ethical Hacking” etc.

En resumen creo que es un libro entretenido, que se te hace corto (eso habla de que te deja con ganas de mas), y podes quedar bien regalándolo tanto a una mujer como a un hombre. (eso sí,  con una fundita para la tapa 😛 )

Espero haberle hecho justicia con la crítica (se aceptan comentarios)
Pablo