Rss

  • redit
  • youtube
  • flickr
  • linkedin

Archives for : pesar

Tus 4 puntos cardinales.

 


Y bueno… hurgando en el fondo de mis sentimientos desordenados y ocultos, me pintó escribir esto.
Mis disculpas por mi pobre licencia creativa y literaria de animarme con un poema y sus rimas.


 

Te miro, veo tus ojos, que me seducen.
Delineando entre Norte y Sur el perpendicular oriente.
Un amanecer encandila desde el Este de tu espalda,
haciéndome desear el Oeste de tu vientre.

 

Cuando tus huellas se desdibujan,
en el andar pequeño y cuidadoso de tus pies vendados,
me entorpezco y aterro en el torbellino de tu cerebro,
tu inteligencia, tu vasta energía y tus contornos delicados.

 

Mi mente se une a mi corazón en un mapa turbio,
que me pierde, me arroja al medio de la nada,
una planicie de inseguridades, y un deseo rugoso de dedos mojados,
de cuellos tensos, y cinturas contorsionadas.

 

Así te veo… y no te veo.
Así te pienso y no te imagino.
Aquí te espero y desespero.
No estás, no vas, no ves.
Buscas, dudas, y no querés.
Y te dejo ir… una vez más.
Y reinicio la espera.
Esa que odio y disfruto al mismo tiempo,
como rascarse una herida seca.

 

Y así me quedo. Con mi valor, y mi cobardía.
Con mi fuerza y mi hidalguía,
de la mano de lágrimas prestadas, que definen la mañana.
La que de me dice que es hora de dejarte volver al crepúsculo de donde saliste.
Tus cuatro puntos, y tu sol naciente,
escriben a su antojo mi estado inconsciente.

 

Mutar, Evolucionar o diluirse…?

Cuando uno construye a cada paso el sendero de su vida, lo va llenando con diferentes tipos de estímulos y apuntala sus debilidades con bastones artificiales que toma de su hábitat.

Pero cuando descubrís una nueva realidad que hasta hoy te era ajena, te convertís en un ser curioso,  ansioso y hasta meticuloso.

Acabo de darme cuenta que los sentimientos solo se producen a través de las sensaciones (dolor, placer, hambre, sed, deseo, picazón, olores y sabores).

Mientras mas de ellos te sacudan, te envuelvan o simplemente te provoquen, podrás sentir.

A veces extraño aquellos momentos donde no sentía y solo dejaba que la maraña de sensaciones pasara desabrida por mi cuerpo, dejando un único gusto, el amargo.
No me sorprendía, tampoco lo extrañaba cuando faltaba y mucho menos deseaba volver a sentirlo.

Pero hoy, cuando la dulzura tocó mis labios, el agua mojó mis pies, y el viento acaricio mi cara.
Deseo…
Deseo fervientemente los sabores y las texturas de una comida elaborada, la rugosidad de unos labios fruncidos por un beso, la tibieza áspera de una lengua recorriendo mis intenciones.

Entonces… porque extraño no sentir?
Quizás porque ahora que reconozco la existencia de unos latidos, que me son ajenos, pero conocidos, solo siento miedo a tenerlos y perderlos nuevamente.

Es fácil no arriesgar, no saltar, no cerrar los ojos, y mucho más fácil no permitirse sentir. Pero es tristemente pobre, y no nos deja crecer ni madurar.

Aún así, el miedo no es sonso, y me tiene atado de pies y manos.

La palabra liberadora que con magia y arrolladora fuerza puede hacer el cambio, la mutación hacia un ser feliz y confiado nuevamente, nunca llega…
Nadie se atreverá a decirla y gritarla con la pasión de un estadio…
Nadie me va a dar la seguridad y la fortaleza para que me anime a evolucionar en un ser feliz, o diluirme en la felicidad compartida de quien la grite.

Por eso sigo en silencio, regando sembrados quizás híbridos, o flores que le pertenecen a otro jardín, y cosechando solamente desilusión.

Pero el momento va a llegar…  pronto llegará esa guerrera que enfrente mis fantasmas, y derrote a los dragones custodios de mi felicidad, para dejarme escapar de la prisión en la torre, y poder caminar a su lado, abrigado por su mano en la mía y saciado por la humedad de sus labios.

 

Pufff!!!
Creo que ando medio depre y no me había dado cuenta.
Mejor me voy a mirar futbol y saco Shrek que ya la vi como 6 veces y ya me está influenciando!!!